Pueblos bonitos de Extremadura: conoce los imprescindibles

Visitar uno de los pueblos bonitos de Extremadura es algo que puedes hacer durante cualquier época del año. Y es que, esta provincia, tiene mucho que ofrecer. En verano puedes refrescarte dándote un baño en el río o en las playas naturales que tiene Extremadura. Y el resto del año, puedes ver algunos de sus históricos pueblecitos y conocer la vida en ellos. O, porqué no, disfrutar de alguno de los cientos de caminos y rutas para hacer senderismo. Sin duda, Extremadura es un destino fantástico en cualquier estación del año.

Algunos de los pueblos bonitos de Extremadura que te sorprenderán

Aunque es difícil simplificar la lista, vamos a enumerar algunos de los muchos pueblos bonitos de Extremadura que deberías visitar. Selecciona la fecha para tu escapada y organiza bien las visitas que más te llamen la atención. ¡Comenzamos!

Trujillo, Cáceres

Empezamos por Trujillo, del cual podemos decir que es uno de los pueblos más bonitos y culturales de toda Extremadura. Se le conoce como “cuna de conquistadores” ya que en él nacieron ilustres como Francisco de Pizarro, o Francisco de Orellana. Su centro histórico ha servido de escenario para varias películas y series, entre las más conocidas y actuales la famosa serie Juego de Tronos.

Uno de los imprescindibles es la Plaza Mayor, de las más bonitas de España. Antiguamente era el lugar donde se montaba el mercado y se celebraban espectáculos. Está rodeada de edificios históricos como el Palacio de los Duques de San Carlos o el Palacio del Marqués de Piedras Albas.

Te sombrará el interior de la Iglesia de San Martín de Tours, un austero edificio del siglo XIV. En el suelo encontrarás multitud de lápidas, ya que en Trujillo, hasta el siglo XVI no hubo cementerio.

El Castillo es otro monumento que debes ver. Es un edificio de aspecto militar que fue construido sobre la antigua alcazaba árabe y está situada en la zona más alta de la ciudad.

Otros lugares interesantes que puedes ver son la Iglesia de Santa María la Mayor y la Casa Fuerte de los Chaves el Viejo, entre otros. Todo esto que hace que Trujillo sea uno de los pueblos bonitos de Extremadura. Antes de marcharte, te aconsejamos que subas al Mirador de las Monjas. ¡Contempla este magnífico pueblo medieval!

Ahora entenderás porqué, además, es uno de los 10 pueblos más bonitos de España.

Trujillo, pueblos bonitos de Extremadura
Castillo de Trujillo, Cáceres

Guadalupe, Cáceres

Este pueblo no puede faltar entre los pueblos bonitos de Extremadura gracias a su patrimonio tanto cultural como gastronómico. Además cuenta con uno de los tesoros más importantes de la comunidad: El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. Es el monumento perfecto para comenzar tu visita. Ve hasta la Capilla de San Jerónimo con pinturas de gran Zurbarán, el patio y el comedor de la Hospedería.

Como curiosidad, te contamos que, en este monasterio, tuvo lugar el acontecimiento en el que los Reyes Católicos ofrecieron las carabelas a Colón.

Ya en el casco histórico de Guadalupe, te proponemos que des un paseo por sus calles donde observarás la típica arquitectura serrana con sus balcones y soportales. Visita la Iglesia de la Santa Trinidad y los cinco arcos medievales que se reparten por sus dos murallas. Camina hasta la Plaza de Santa María de Guadalupe, la plazuela y la fuente de los Tres Chorros o la Antigua Judería.

Otro de los monumentos principales donde además, podrías alojarte, es el actual Parador de Guadalupe. Está formado por el antiguo Colegio de Infantes o de Gramática y el Hospital de San Juan Bautista. ¡Es todo un lujo poder dormir en un edificio con tanta historia!

Si quieres llevarte un recuerdo o probar algo de su gastronomía, te recomendamos que vayas a la calle Sevilla. Aquí vas a descubrir tiendas artesanas que se mezclan con tiendas de artículos modernos. Tendrás la oportunidad de adquirir objetos tradicionales como cestas y encajes. No olvides llevarte una rosca de muérdago o una rica morcilla. Ambos típicos de Guadalupe.

Guadalupe, pueblos bonitos de Extremadura
Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, Cáceres

Jerez de los Caballeros, Badajoz

Otro de los pueblos bonitos de Extremadura que debe estar en tu lista es Jerez de los Caballeros. Esta maravillosa villa medieval, merece mucho la pena visitarla. Empieza caminando por sus laberintos de calles blancas y cuestas.

Los restos de sus murallas con las dos puertas que se conservan hasta hoy, la de Burgos y la de la villa, hacen que sea un pueblo muy especial. Acércate a la Fortaleza Templaria y visita la Torre Sangrienta, la más importante de la fortaleza. Desde aquí podrás divisar una bonita panorámica del conjunto del pueblo.

Otros tesoros que deberías anotar para ver, son las iglesias y templos, en especial la de Santa Catalina, de estilo gótico con el retablo mayor es su detalle más destacable.

Alcántara, Cáceres: otro de los pueblos bonitos de Extremadura

Situado a la izquierda de la orilla del río Tajo con confluencia con el río Alagón, su nombre viene ligado a su imponente Puente Romano. Se construyó durante la época del emperador Trajano para facilitar el transporte de metales como el plomo y el oro. Destaca su arco en el centro de 14 metros de alto, de carácter honorífico. Se une a un pequeño templo romano con el que forma un conjunto monumental digno de ver.

Pasea por el centro, y no te olvides de visitar el Conventual de San Benito, lugar donde se celebra su famoso Festival de Teatro Clásico. Te sorprenderá también la galería de Carlos V. La oficina de turismo de Alcántara, ofrece visitas guiadas gratuitas para conocerlo, contacta con ellos cuando llegues allí e infórmate de todos sus servicios.

Durante tu paseo por el centro, encontrarás la Iglesia de San Pedro de Alcántara. Asimismo, verás el conjunto formado por el Convento de las Monjas Comendadoras y la Iglesia de la Encarnación Antigua. ¡Una auténtica maravilla arquitectónica!

Alcántara, pueblos bonitos de Extremadura
Puente Romano de Alcántara, Cáceres

Plasencia, Cáceres

Plasencia está ubicada en un lugar privilegiado de Extremadura y es otro de los pueblos bonitos de Extremadura que no te puedes perder.

Principalmente destaca por ser la ciudad más pequeña de España que tiene dos catedrales. Éstas se encuentran pegadas la una a la otra siendo de diferentes estilos. Por un lado está la Catedral Vieja de Plasencia, de estilo románico. Por otra tenemos la Catedral Nueva de Plasencia perteneciente al gótico plateresco. De la cual te invitamos a que te fijes en su fachada y veas el terrorífico “Medallón de la Muerte”. Estas catedrales, se encuentran dentro de sus murallas, al igual que su Plaza Mayor.

¿Has elegido el Parador de Plasencia para tu estancia en este pueblo? Pues debe saber que el edificio fue el antiguo convento de Santo Domingo y que dormirás en un lugar con mucha historia.

Accede el Palacio de Mirabel, situado en el antiguo barrio judío de la ciudad y el cual preside la Plaza de San Nicolás. También merece mucho la pena contemplar el acueducto del siglo XVI y los puentes sobre el río Jerte.

Si quieres saber más sobre esta ciudad, probablemente te interesará qué ver en Plasencia, ¡no te lo pierdas!

Zafra, Badajoz: uno más de los pueblos bonitos de Extremadura

Zafra es un lugar con un importante patrimonio, por ello, su casco histórico fue merecidamente declarado Conjunto histórico-artístico en 1965. Te proponemos que pases por el pequeño pasadizo conocido como “Arquillo de pan”, que une la Plaza Grande y la Plaza Chica. Gracias a este pasadizo entre las dos, forman una plaza porticada.

Goza de un paseo por sus calles para ver mucho de sus riquezas arquitectónicas como el Convento de Santa Catalina. Prepara tu cámara y entra en la colegiata de Santa María de la Candelaria. Ésta destaca principalmente por sus retablos barrocos y la torre de ladrillo.

Otro sitio que no te puedes perder e incluso tomarlo como opción para alojarse, es el Parador de Zafra, ubicado en el Alcázar de los Duques de Feria. De especial interés es su patio de mármol renacentista.

Hervás, Cáceres

Este mágico municipio debe formar parte de los pueblos bonitos de Extremadura, gracias a su barrio judío, uno de los más bellos de España. Está formado por calles estrechas y empinadas, rebosantes de voladizos y balconadas fabricados con materiales del lugar como el adobe o el granito. Estas calles van descendiendo desde la plaza, hasta el río Ambroz y el puente medieval de la Fuente Chiquita. Fue habitado por su comunidad hasta el siglo XII, expulsados por los Reyes Católicos.

Mientras caminas por aquí, te sentirás como en otra época. Además, podrás llevarte algún artículo tradicional hecho con madera, forja, cuero o vidrio.

El barrio judío de Hervás está tan bien conservado manteniendo su carácter hebreo, que forma parte de la lista de Red de Judería de España.

Esperamos que este artículo te haya servido para planear una escapada a este destino y así puedas conocer algunos de los pueblos bonitos de Extremadura.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top