Qué hacer en Alsacia en Navidad

Alsacia en Navidad

Alsacia es una de las zonas más navideñas de toda Europa. Un lugar en el que los pueblos se ponen sus mejores galas llenando sus calles de decoración y mercados navideños. Hoy nos centramos en esta región y os mostramos algunas de las visitas imprescindibles, una lista de cosas que deberías hacer en Alsacia en Navidad.

¿Qué podemos hacer o visitar en Alsacia en Navidad?

Colmar es un buen punto de partida en una ruta navideña por Alsacia. Parece que sus calles se han quedado detenidas en el tiempo, quizá en el gótico o en el renacimiento. Un precioso núcleo urbano plagado de casas típicas de madera. Podemos decir que cuando pensamos en un pueblo navideño, seguramente se parece mucho a Colmar.

Colmar en Navidad

Si bien es cierto que el pueblo en sí cuenta con un montón de cosas para ver, tanto en Navidad como en el resto del año, en estas fechas, sus mercadillos navideños nos llamarán mucho la atención. Cuenta con varios, aunque podemos destacar el de la plaza de los Dominicanos, para comprar regalitos a nuestros seres queridos; el mercado navideño de place Jean d´Arc, con vinos, charcutería y algunos puestos de decoración artesana;  el mercado de la Antigua Aduana, con productos de artesanía en plata, vidrio y madera; o el mercado de Petit Venise, que está más orientado a las familias con niños, pues cuenta con puestos de comida y compras, pero también con varias atracciones para los más pequeños.

Seguro que todos sabemos lo que es un calendario de adviento. Pues bien, en Alsacia podemos ver un calendario de adviento gigante, concretamente en Turckheim. Se trata de unas casas entramadas con muchísimos colores. Estas casas van abriendo, día tras día, sus ventanitas con imágenes navideñas detrás. Una de las costumbres más antiguas y curiosas de Alsacia.

Si seguimos buscando ambientes bonitos por Alsacia, tenemos que pasar por Bergheim. Es un pueblo muy pequeño, la verdad es que en pocas horas puede verse por completo. No obstante, tiene un encanto bastante especial. Sus casas llaman la atención por contar con imágenes del portal de Belén, de modo que más navideño imposible. Además, es interesante visitar la Casa de las Brujas, en alusión a los juicios por brujería que se celebraron en esta localidad en los siglos XVI y XVII.

Bergheim Alsacia

Aunque pueblos en Alsacia hay muchos, y todos tienen ese encanto navideño especial, Obernai es imprescindible. Es una ciudad un poco más grande y la verdad es que encontraréis un montón de rincones mágicos. Sí, aquí también hay mercados navideños. Podemos destacar 3, uno en la place du Beffroi enfocado al mundo gastronómico; otro en la place du Marché; y otro en la place de L´Etoile.

En este viaje por Alsacia, es evidente que no vamos a negarnos la oportunidad de ver la joya de la corona: Estrasburgo. Está considerada como la capital de la Navidad. Un lugar cuyo casco histórico, ese islote en medio de la villa, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Mercadillos junto a la catedral de Estrasburgo

Si venís de vacaciones a la Alsacia, os recomendamos buscar vuestro hotel en Estrasburgo, por la importancia y belleza de la ciudad, pero también porque os servira de base para recorrer el resto de localidades de las que os estamos hablando.

Aquí podrás ver los mercados navideños más antiguos del Viejo Continente. El principal es el de la plaza Broglie, un mercado que se monta desde 1570, considerado uno de los mejores mercadillos navideños de toda Europa.

Las visitas están bien, pero en Alsacia, en Navidad, además de pueblos bonitos y compras en mercados navideños, se puede comer, y muy bien. Si bien es cierto que hay platos típicos contundentes que nos llamarán mucho la atención, no deberíamos perder la oportunidad de probar los dulces navideños de Alsacia.

Entre esos dulces destaca el Mannala, un pequeño bollo de leche con forma de hombrecillo. También el Bredele o bredela, que son pequeños dulces o pastas de mantequilla con un montón de formas y variedades.

Debemos destacar también el Beerawecka. Se trata de un pastel sin levadura. Está hecho con frutas y frutos secos como nueces, avellanas, peras o albaricoques. También se le añade fruta confitada macerada en aguardiente de ciruelas questche o mirabel.

Por último, aunque no sea un dulce, es uno de los productos más típicos en Navidad en esta zona. Se trata del pain d´espices de Alsacia. Es un bizcocho de miel con diversas especias, untado con foie es una verdadera maravilla.

Más sobre la Navidad…

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top