Qué visitar en Málaga en 2 días

que visitar en Málaga en dos días

Málaga es una ciudad turística de primera categoría. De esas en las que quizá necesitarías un poco más de dos días para conocerla a fondo. No obstante, si tu escapada es corta, no te preocupes: es posible hacerse una idea de la magnitud histórica y cultural de esta urbe. Te acercamos una serie de ideas sobre qué visitar en Málaga en ese tiempo.

La capital de la provincia homónima es la sexta ciudad más grande de España. Así es Málaga, grande y llena de encanto por cada rincón. Ha sido declarada Conjunto Histórico y es que pocas ciudades en el mundo cuentan con una superposición de huellas del paso de diversas civilizaciones tan importante como Málaga.

Primer día en Málaga

Levántate pronto que el día es corto y hay mucho para ver. Comienza tu recorrido en una de las calles más míticas de la ciudad, la conocida como calle Larios. Los nobles edificios con fachada curva que verás, dan forma a una de las calles más exclusivas de la ciudad. Un lugar lleno de grandes firmas que poco a poco te conducirá a otro lugar emblemático, la plaza de la Constitución, el corazón del centro histórico de la ciudad.

calle Larios en Málaga

Calle Larios en Málaga

Si eres amante del arte, muy cerca de aquí, por la calle Compañía, encontrarás el Palacio de Villalón. Es justamente aquí donde se ubica el Museo Carmen Thyssen Málaga. Se inauguró en 2011 y cuenta con una colección permanente de más de 200 obras de artistas españoles del siglo XIX.

A tan sólo 4 minutos andando por la calle Santa María, llegarás a la Catedral de Málaga, conocida coloquialmente como La Manquita. Fue construida durante el período gótico sobre una antigua mezquita árabe. No obstante, es posible apreciar partes de estilo renacentistas, partes que están inconclusas; y es que en 1872 paralizaron las obras por falta de presupuesto.

Es momento de dirigirse a dos de los monumentos más importantes de la ciudad, el Teatro Romano y La Alcazaba.

Teatro Romano y Alcazaba de Málaga

Alcazaba de Málaga con el Teatro Romano a sus pies

El teatro romano está a los pies de la Alcazaba. Se trata del principal vestigio conservado de la presencia romana en la ciudad. Su diseño es el de una construcción mixta que aprovecha la ladera para el graderío. Es de tamaño mediano, y se conserva parte de la cavea, la orchestra y la scaena.

Tras visitarlo, debes comenzar con la Alcazaba. Construida entre los siglos XI y XV, fue, nada más y nada menos, el palacio fortaleza de los gobernantes musulmanes de esta zona. Se construyó sobre una edificación fenicia, a las faldas del monte de Gibralfaro.

Construida sobre la roca, este palacio destaca por combinar a la perfección las necesidades defensivas con la belleza, apreciable en sus estancias y jardines interiores.

Si quieres aprovechar, puedes terminar la visita alcanzando el Castillo de Gibralfaro. Es accesible desde La Alcazaba por un empinado pasillo de monte, con unas vistas impresionantes, todo sea dicho.

Alcazaba y Castillo de Gibralfaro

El castillo de Gibralfaro sobre la Alcazaba de Málaga

Es momento de realizar la ruta picassiana de Málaga. Es de esperar que la ciudad que vio nacer a uno de nuestros artistas más internacionales, cuente con varios lugares vinculados a su figura. Así, puedes visitar el Museo Casa Natal Pablo Picasso, un edificio del siglo XIX en el que nació y vivió durante los primeros años de su vida.

También puedes visitar la iglesia de Santiago, el lugar en el que Picasso fue Bautizado. Se trata de una iglesia de estilo gótico mudéjar que, además, es una de las más antiguas de la ciudad.

Esta ruta debe terminar en el Palacio de Buenavista, sede del Museo Picasso de Málaga. El edificio ya es de por sí un espectáculo, pero, en su interior, además, encontrarás hasta 233 obras del artista malagueño.

Segundo día en Málaga

Este segundo día vamos a reservarlo para una ruta a la parte más tradicional de la ciudad. Comienza el recorrido en el Teatro Cervantes. Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional, fue construido en 1870 por Jerónimo Cuervo. Además de ser el lugar en el que se representan sinfonías, dramas, ballets y un largo etcétera, es la sede principal del Festival de Málaga del Cine Español.

Seguro que muchos sabréis que la Semana Santa de Málaga es una de las más importantes de Andalucía. Pues bien, sea el mes que sea, puedes llenarte un poquito con esa festividad ¿Dónde? En el Museo de la Semana Santa de Málaga. Como ya estaremos acostumbrados, el museo está en un edificio bellísimo. Se trata del antiguo Hospital de San Julián, un edificio del siglo XVII cuya iglesia cuenta con una importante colección pictórica, también destacable.

La cosa va de museos y tradiciones ¿no? Pues que mejor forma de adentrarnos en la cultura malagueña que a través del Museo del Vino de Málaga. Aprende todo sobre la fabricación del vino más famoso de la tierra y cata, ya de paso, algunas copas para degustarlo.

No te olvides del Museo de Artes y Costumbres Populares, el mejor de los rincones para aprender cómo vivía la gente en esta ciudad hasta nuestros días.

Después nos dirigiremos hacia el sur en dirección a la Alameda Principal. Pero antes, vamos a hacer un alto para visitar el Mercado de Atarazanas, llamado así porque ocupa el solar que fue de las atarazanas (astilleros) nazaríes, de las que se conserva la puerta principal. Siempre se ha dicho que, si quieres conocer bien una ciudad, lo primero que hay que visitar es su mercado.

Para terminar, no te olvides de la vinculación de Málaga con el mar. Visita alguna de sus playas, o lo que es mejor, su enorme puerto, que desde 1998 se encuentra inmerso en una remodelación para darle un uso más ciudadano.

¿Qué hoteles elegir?

Hoteles en el centro de Málaga hay bastantes. El más céntrico y conocido de la ciudad es el Málaga Palacio, frontal al puerto de Málaga y al lado mismo de la catedral. Justo enfrente de éste se encuentra el Molina Lario y no muy lejos, entre la Catedral y la calle Larios, el Petit Plaza Málaga y los Apartamentos La Bolsa. Si nos alejamos un poco de este entorno, pero también a apenas 10 minutos a pie, están cerca de la popular calle Carreterías, el Hotel Tribuna, el NH Málaga Centro o el más económico Ibis.

Son solo algunos ejemplos de la oferta tan variada que podemos enumerar y con la que no tendrás problema para elegir dónde quedarte.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top