Viajar con niños en invierno: destinos y recomendaciones

Viajar con niños en invierno

Si pensamos en viajar con niños, nos viene normalmente a la cabeza verano, playa, piscina, hoteles todo incluido y animación infantil. Pero viajar con niños en invierno puede ser un gran plan y hoy te damos 4 ideas de destinos para tus escapadas y algunas recomendaciones.

Andorra

Nuestra primera recomendación para viajar con niños en invierno es Andorra. Este país del Pirineo es pequeño pero las opciones de ocio y diversión son inmensas.

La actividad favorita de los más pequeños de la casa es el Tobotronc. Se trata del tobogán alpino más largo del mundo, pero no os asustéis, es apto para todos los públicos y lo pasaréis en grande.

Hay dos formas de acceder a él: comprando la entrada exclusiva para el Tobotronc o la general de Naturlandia, un parque de aventuras perfecto para pasar el día en familia.

Sin duda, será una experiencia inolvidable y admiraréis desde él las mejores vistas de Andorra.

Viajar con niños en invierno a Andorra va directamente relacionado con naturaleza y esquí. Y si por algo es conocida esta zona, es por sus dos estaciones: Vallnord y Grand Valira. Cientos de kilómetros de pistas de diferentes dificultades para que podáis practicar todos este apasionante deporte.

No podemos olvidarnos de su gastronomía. Viajar con niños supone muchas veces buscar restaurantes donde ellos puedan disfrutar igual que nosotros. Una buena opción en Andorra son las bordas. Originalmente eran construcciones de alta montaña de piedra y madera, con techo de pizarra, en las que había una parte para cobijar el ganado. Hoy se puede degustar en ellas comida típica de montaña: carnes, guisos y caldos. Una delicia para toda la familia.

También puedes leer: ¿Qué actividades podemos hacer en invierno en Andorra?

Viajar con niños en invierno en Andorra
Andorra

Madrid

La lista de actividades para hacer en familia en Madrid es interminable. Por eso es un destino que no puede faltar en nuestras recomendaciones para viajar con niños en invierno.

Si os gustan los museos, los más pequeños de la casa alucinarán en el Museo de Ciencias Naturales. Verán infinidad de animales como el elefante africano, el oso pardo o el esqueleto del diplodocus. Se quedarán con la boca abierta. Y los fines de semana organizan talleres diseñados para ellos.

Otros museos curiosos que podéis visitar si decidís viajar con niños en invierno a Madrid son: el Museo del Ratoncito Pérez, el Planetario o el Museo del Ferrocarril.

En cuanto a parques de atracciones se refiere, el Parque Warner es el rey. Disfrutad en él de un día en familia será el plan perfecto. ¿Os imagináis la cara que pondrán entrando en el camerino del Pato Lucas o paseando por Gotham City?

Por último, si os gusta la naturaleza y no queréis ir muy lejos de la ciudad, cerca del Museo del Prado respiraréis aire puro en el Jardín Botánico. Organizan muchos talleres para disfrutar en familia.

En cuanto a oferta de restauración, la lista es extensa y variada. Los platos más típicos son el cocido madrileño y los callos. Puede que a los peques no les vuelvan locos pero es una comida perfecta para reponer fuerzas después de todas las actividades que tenéis planeadas.

Y por las tardes, no podéis dejar de probar los churros con chocolate. ¡Deliciosos!

Viajar con niños en invierno a Madrid
Madrid

Roma

Si sois una familia viajera, que no os importa coger un avión y viajar con niños en invierno, vuestro destino es Roma.

Roma nunca decepciona, solo pasear por sus calles ya es una auténtica belleza. Pero no tenemos que olvidar que es una ciudad muy grande y con mucho ajetreo. Para viajar con niños en invierno a Roma, deberemos llevar todo organizado para aprovechar al máximo nuestro tiempo.

Visitar el Coliseo en familia es el primer plan de nuestra lista. Si lo hacéis con un guía especializado contándoles la historia, despertará su interés. Y a la salida podrán hacerse fotos con los centuriones que hay por la zona. Será un gran recuerdo.

Juega con los peques en la Bocca della Verita a hacerles preguntas y que metan su mano en la abertura de la roca. Si no dicen la verdad, la Bocca della Verita se quedará con su mano. Será divertido ver lo nerviosos que se ponen y los secretos que os confiesan.

El Museo de Leonardo da Vinci avivará la curiosidad de todos, pudiendo ver bocetos de sus proyectos. Incluso podréis tocar y probar algunos de sus inventos.

La mejor zona verde para pasear en familia es Villa Borghese. Cuenta con palacios y edificios de gran valor artístico e histórico, y con sus jardines se convierte en el sitio perfecto para pasar un día al aire libre. Dentro del recinto encontramos también el Bioparc, el zoo de la ciudad. El parque organiza actividades y talleres en su ludoteca para los más pequeños. ¡No os lo perdáis!

Una de las preocupaciones de viajar con niños en invierno es que coman bien, y para eso Roma es el destino perfecto. Tendréis a vuestro alcance un sinfín de restaurantes donde la pizza y la pasta son los protagonistas. Los peques se chuparán los dedos.

También te puede interesar: Qué hacer en Roma con niños

Viajar con niños en invierno a Roma
Roma

Tenerife

Viajar con niños en invierno no es incompatible con buscar destinos con buen clima.

Esta isla es de las más completas para viajar en familia, sea la época del año que sea, ya que te ofrece una variedad impresionante de planes divertidos.

La Laguna ofrece a todos los que tienen la suerte de visitarla una ciudad universitaria llena de historia. Para completar la visita, los más pequeños alucinarán en el Museo de Ciencias y Cosmos.

Si sois una familia aventurera y os gusta disfrutar de la naturaleza, vuestro lugar es Forestal Park. Se trata de un parque con tirolinas en el Monte de la Esperanza, cerca de Santa Cruz. Ponte ropa cómoda, descarga adrenalina y relájate al terminar haciendo un picnic. ¿Imaginas un plan mejor?

Subir al Parque Nacional del Teide es visita obligatoria. Da igual las veces que lo visites, siempre te sorprende y quieres repetir. Verás las mejores puestas de sol que hayas imaginado jamás.

Si os gustan los animales, Tenerife te da la posibilidad de organizar excursiones en barco para avistar delfines y ballenas en libertad. Una experiencia que tus hijos no olvidarán.

Pero la excursión estrella en familia en la isla es, sin duda, el Loro Parque, un emocionante parque en Puerto de la Cruz donde podréis admirar cientos de coloridos loros, y disfrutar de los mejores espectáculos con delfines y orcas de la isla. No te pierdas su Pingüinario y diviértete con estas lindas criaturas, cuidadas en condiciones parecidas a las de su hábitat.

Viajar con niños en invierno a Tenerife
Tenerife

Recomendaciones para viajar con niños en invierno

Viajar con niños en invierno o en cualquier época del año siempre supone una mayor organización que cuando viajamos solos. Tenemos que contar siempre con que pueda haber imprevistos.

Por lo que os damos algunos tips que pueden veniros bien a la hora de planificar:

– Compra los vuelos con antelación para que los precios sean lo más económico posible.

Reserva tu hotel con tiempo y escoge, si es posible, tarifa flexible con opciones de cancelación gratuita.

– Haz una lista con todo lo necesario para tu viaje. Tenerla de guía para hacer la maleta será muy práctico.

– Si viajas fuera de España, lleva contigo la Tarjeta Sanitaria Europea o infórmate en tu seguro privado de las coberturas.

Contrata un seguro de cancelación y de asistencia en viaje. Es primordial.

¿A qué estás esperando para organizar tu próxima escapada en familia? ¡Viajar con niños en invierno es un planazo!

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top