Actividades de invierno en Andorra

Actividades en Andorra

Andorra es uno de los destinos más demandados en invierno. No es de extrañar. Cuenta con unos paisajes invernales de lo más bonitos, pero, además, en Andorra las posibilidades de divertirse con toda la familia son muchísimas.

¿Qué actividades podemos hacer en invierno en Andorra?

Evidentemente el esquí es una de esas actividades; y es que en Andorra encontrarás estaciones realmente espectaculares como son Vallnord o Grandvalira. La calidad de la nieve es insuperable, pero, además, las instalaciones de las estaciones son perfectas. Cuentan con muchas pistas, tanto para profesionales como para aquellos que quieren someterse al mejor de los bautizos en esto del esquí.

Vale, eso de esquiar está muy bien. No obstante, ¿hay más cosas para hacer? Muchas, muchísimas. Por ejemplo, tirarse por una tirolina de infarto. Descender a toda velocidad por una montaña, observando el paisaje nevado a vista de pájaro, es posible. En Andorra encontrarás muchas tirolinas de este estilo, como en Naturlandia, en Vallnord Mountain Park o en Mon (t) Magic. Si buscas la más espectacular, quédate con la última. Cuenta con 550 metros de longitud y 40 metros de altura. No apto para personas con miedo a las alturas. Cerca también tienes una bellísima localidad pirenaica, de modo que te recomendamos visitar Ordino.

¿Viajas con niños? Felicidades. En Andorra hay muchas actividades para hacer con los más pequeños. Una de las más divertidas es la del tubbing. El tubby es un gran neumático que se desliza por la nieve, con niños y mayores a bordo. Es mejor hacerlo en lugares habilitados para ello. En Grandvalira y Vallnord tienes pistas especiales para ello.

Si eres más clásico, seguro que el tema de los trineos de nieve te gustará. En Andorra es fácil encontrar lugares en los que tirarse en trineo por la nieve. Pero ojo, no sólo con la fuerza de nuestro impulso y las pendientes de la montaña. En Andorra todo es posible, también subirse en un trineo tirado por perros. Disfruta de uno de los transportes más bonitos y respetuosos con el medio ambiente. Los niños se lo pasarán en grande con estos peludos paseando por la nieve.

Actividades de invierno en Andorra

No pueden faltar los Quads sobre hielo. Estos vehículos siempre son una garantía absoluta de diversión. Como en los casos anteriores, es siempre necesario hacerlo en un recinto controlado y preparado para ello. En El Palau del Gel lo tienen. Se trata de uno de los recintos más grandes y con más variedad de actividades familiares en Andorra. Tienen una pista central que se convierte en un gran circuito para que pequeños y mayores se diviertan como auténticos pilotos sobre hielo.

¿Cansado? Pues no hemos hecho más que empezar. Piensa en un gran tobogán. De esos que te hacen sujetarte bien y cerrar los ojos, o no. En Naturlandia tienes el Tobotronc, la atracción estrella. Es el tobogán alpino más grande del mundo, que se dice pronto. Cuenta con 5,3 kilómetros de longitud y 400 metros de desnivel. Lo suficiente para crearte uno de los mejores recuerdos de tu viaje a Andorra.

Los trineos son muy tradicionales, sí, pero también los paseos con raquetas de nieve. En Andorra tendrás la posibilidad de contratar excursiones, siempre con personal cualificado, con raquetas de nieve en cualquiera de sus estaciones de esquí. Un paseo agradable, pausado y divertido para poder asombrarse con el paisaje nevado.

Aunque la nieve nos gusta, en Andorra también se puede estar muy pero que muy calentito. No te olvides que aquí se encuentra Caldea, uno de los complejos pioneros de termoludismo del mundo. En su interior, además de una zona de relax, podrás divertirte con los más pequeños, pues cuenta con un área de juegos. Chorros, talleres, burbujas y un agua calentita de esas que te hacen olvidarte absolutamente de todo. Apetece ¿verdad?

De cualquier modo, podrás relajarte en cualquier hotel de Andorra, porque la gran mayoría cuentan con unas magníficas instalaciones, muchos de ellos con sus propios gimnasios y spas. Además, en ellos podrán ofrecerte incluso la opción de reservar el forfait.

Por último, y no por ello menos importante, recuerda que el parque de animales Naturlandia no cierra en invierno. Es un buen momento para que toda la familia pueda observar animales en su hábitat natural. Animales como el lobo, el lince, el ciervo o el muflón, entre muchos otros.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top