Los pueblos más bonitos de Cádiz

Setenil de las Bodegas - Pueblos Blancos de Cádiz

Cádiz es uno de los lugares más hermosos de Andalucía, y no, no es opinión exclusivamente nuestra. Lo cierto es que las reservas de hoteles, tanto a la ciudad de Cádiz como a sus numerosos pueblos, son siempre constantes, sin importar la temporada del año en la que estemos. Quizá sea por su gente, su talante y simpatía. Quizá sea también por su gastronomía, una de las joyas mejor guardadas de Andalucía. Lo que está claro es que encanto no le falta a ninguno de sus pueblos. Te acercamos una lista de los pueblos más bonitos de Cádiz para que puedas hacerte una idea de todo su potencial como destino turístico.

Nuestra selección de pueblos más bonitos

1.- Sanlúcar de Barrameda

Uno de los pueblos que jamás debería faltar en una lista de los pueblos más bonitos de Cádiz es Sanlúcar de Barrameda. Está localizado en plena desembocadura del río Guadalquivir, dentro del Parque Nacional de Doñana. Su mayor encanto, además de la ubicación, reside en su casco histórico, que está declarado Conjunto Histórico-Artístico. Posee joyas arquitectónicas como el Alcázar viejo, el antiguo Convento de la Merced, la Casa del Marqués de Casa Arizón, el Castillo de Santiago, el Baluarte de San Salvador o la Muralla urbana, entre muchísimos otros.

Además, no hay que olvidar que este núcleo urbano cuenta con playas famosísimas por la calidad de sus aguas y por su paisaje costero, algunas bien conocidas como las de Bajo de Guía o La Calzada.

¿Necesitas más motivos para reservar un hotel en Sanlúcar de Barrameda? Quizá te interese saber que es justamente aquí donde se encuentra el origen de la manzanilla, esa bebida andaluza que tanto gusta en ferias.

Castillo de Sanlúcar de Barrameda

2.- Arcos de la Frontera

Otro de los pueblos más destacados de Cádiz es Arcos de la Frontera. Podríamos decir que no sólo es uno de los pueblos más bonitos de Cádiz, sino también de Andalucía y de España.

Arcos de la Frontera cuenta con un casco antiguo declarado Conjunto Histórico y Bien de Interés Cultural. Es completamente recomendable pasear por el mismo, descubriendo así lugares tan destacados como el Castillo de los Duques, la Puerta de Matrera, la Basílica de Santa María o la Iglesia de San Pedro.

El encanto de este lugar es inigualable. Cuestas empinadas que muestran bonitas casas blancas llenas de macetas. No es de extrañar que sea considerado como un buen punto de partida para iniciar la conocida Ruta de los Pueblos Blancos.

Arcos de la Frontera

3.- Grazalema

Al noreste de la provincia, encontramos Grazalema, otro de esos lugares que enamoran. Está en el corazón del Parque natural de la Sierra de Grazalema, y también forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos.

Aquí, ante todo, encontrarás sabor al sur, y no sólo en sus platos. También en las calles, con sus típicas casas encaladas, sus calles estrechas y empedradas y sus monumentos, como la Ermita de El Santo, la Iglesia de San Juan o el propio Ayuntamiento de Grazalema.

Plaza en Grazalema

4.- Chipiona

¿Quién no conoce Chipiona? Se hizo famoso este pueblo por ser el lugar de nacimiento de una de las artistas más grandes de España, Rocío Jurado. No obstante, Chipiona tiene mucho más que ofrecer. Puede presumir, entre otros, de poseer el mayor faro de España y uno de los mayores del mundo. Es destacable también el Santuario de la Virgen de Regla, así como el castillo de Chipiona. Pero, además, cuenta con unas playas de lo más bonitas, ideales para pasar el verano disfrutando del agua fría de las costas gaditanas.

Chipiona Cádiz

5.- Olvera

En la serranía gaditana encontrarás otra joya, Olvera, dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos. Históricamente tiene mucho que contar, pues fue parte de la línea fronteriza que custodiaba el suroeste del reino nazarí de Granada.

Entre sus monumentos, que son muchos, destaca un castillo nazarí, la iglesia neoclásica de Nuestra Señora de la Encarnación y un paisaje de esos con sabor 100% andaluz; y es que el pueblo está completamente rodeado de campos de olivos.

Olvera - Serranía de Cádiz

6.- Conil de la Frontera

Por último, es necesario destacar Conil de la Frontera. Es un lugar bastante popular en verano, por poseer algunas de las calas y playas más bonitas de la costa gaditana. Pero, además, su centro histórico está repleto de casitas blancas, ermitas e incluso restos de fortificaciones medievales. Sí, merece la pena reservar un hotel en Conil de la Frontera por su costa, pero también por pasear por sus callejuelas y probar algunas de sus especialidades culinarias.

Conil de la Frontera

Sé que lo estáis pensando, que me he dejado atrás otros grandes pueblos y ciudades de Cádiz, pero es que no acabaría nunca. Ahí está Jerez, tan tradicional y sabrosa, con sus famosas bodegas, más allá Tarifa y sus playas, paraíso de surferos. O Vejer de la Frontera con su centro histórico amurallado, o la pintoresca Setenil de las Bodegas, con sus calles en diferentes niveles y casas talladas en las rocas de la montaña, o… No, no acabaría. Es Cádiz, puro sabor, pura belleza.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top