¿Qué hacer en París?

Que hacer en Paris

La ciudad del amor, París. Un lugar que siempre te sorprende, sean cuantas sean las veces que la visites. París siempre tiene algo diferente para mostrarte. Experiencias nuevas que hacen que ames todos y cada uno de sus rincones.

¿Qué debes hacer en París?: los imprescindibles

1.- Subir a la Torre Eiffel

Hay experiencias típicas que no deberías perderte, como subir a la Torre Eiffel, el símbolo de la ciudad. Las vistas desde la Torre Eiffel sobre la ciudad son una verdadera maravilla. Ahora bien, intentad siempre reservar la entrada antes de ir si no queréis hacer colas excesivas.

Top Torre Eiffel

2.- Ir al mirador de la Plaza del Trocadero

No todos los miradores de París son pagando. Lo cierto es que es posible pasear por la ciudad y encontrar rincones de acceso gratuito con las mejores vistas. Por ejemplo, podemos dirigirnos al mirador de la Plaza de Trocadero de París. Según dicen, este lugar alberga las mejores vistas sobre la torre Eiffel, y sí, gratis. No hace falta subir mucho para tener un buen observatorio. Es más, esto está a tan sólo 15 metros de altura.

No debes subir escaleras, no hay que pagar, es sólo una plaza a la que accederemos con poco esfuerzo. Las vistas son de esas que querrás inmortalizar al instante. Lo mejor es ir a primera o a última hora del día.

Plaza del Trocadero de París

3.- Asistir a un espectáculo en el Moulin Rouge

El Moulin Rouge también se podría considerar como una atracción típica, y lo cierto es que lo es. Todo el mundo tiene una fotografía en su fachada. No obstante, no todos acceden a su interior, y la verdad es que es un error.

El Moulin Rouge es el número uno en espectáculos en París, quizá en toda Europa. Es posible encontrar entradas, aunque quizá sean un poco más caras que cualquier otro rincón al que queramos acceder en la ciudad. Aún así, merece la pena.

Moulin rouge

4.- Tomar un café en Montmartre

Montmartre es el barrio con más sabor de toda París. Pasear por sus calles es recordar los tiempos de la Belle Epoque, cuando aquí se daban cita grandes artistas. Aquí hay dos cafés que simplemente te sorprenderán: Le Bal Café, un antiguo salón de baile que fue reconvertido en burdel y hoy día es cafetería con librería incluida (para ir tienes que tomar el metro que para en la Plaza Clichy), y el Café Lomi, donde probablemente te tomes el mejor café torrefacto de París. A este llegarás bajándote en la parada de metro de Marcadet Poissioners.

5.- Visitar un pasaje comercial

Hay varias galerías comerciales en París que te llamarán la atención, pero si hay una que te recomiendo, esa es el Passage Jouffroy, el pasaje cerrado más antiguo de París, clásico entre los clásicos, donde encontrarás desde casas de muñecas hasta antigüedades de todo tipo. Está en el distrito IX y para ir tienes que bajarte en la parada de metro de Grand Boulevard.

Passage Jouffroy en París

6.- Subirte en el bateaux-mouche por el Sena

Otra de las actividades que jamás debemos perdernos es la de los mini cruceros por el río Sena. Hay un gran número de barcos que se ofrecen para cubrir este recorrido. Aunque los horarios van desde la mañana hasta la noche, quizá la mejor hora para embarcarse sea por la noche. Es cuando la ciudad se ilumina cuando podrás ver un París diferente.

Bateaux Mouche en el Sena

7.- Probar la tarta Saint-Honoré

Y si hablamos de platos franceses, es necesario mencionar la gastronomía parisina. Os podría hablar de opciones clásicas como la Sopue a L´Oignon, o el pato a la naranja, pero si hay que escoger algo nos quedamos con su pastelería. En Francia la repostería es todo un arte. Así, podemos probar las chouquettes, las milhojas o la religiouse, pero si con alguna me quedo es con la tarta Saint Honoré, hojaldre montado con profiteroles sobre una base de crema pastelera y un centro de chantilly. Exquisito.

Postre Saint Honoré de París

Para saber más sobre París

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top